Una mujer dio a luz a solas en una celda de un penal de Texas sin que ninguno de los guardias se diera cuenta de lo que sucedía hasta después del parto, dijo el jueves una vocera de la policía.

La mujer dio a luz en una cárcel de Fort Worth el 17 de mayo, dijo la portavoz, la teniente Jennifer Gabbert.

La reclusa «no reveló el parto inmediatamente, pero el bebé fue descubierto pronto por un guardia penal» y ambos fueron llevados a un hospital, dijo Gabbert. La vocera no dio información sobre la salud de la madre y el bebé u otros detalles.

El personal de la cárcel sabía que la mujer estaba embarazada y la había estado chequeando regularmente, dijo Gabbert, sin especificar la frecuencia de esos chequeos ni si ellos conocían la fecha esperada del parto.

Se negó a identificar a la madre y no respondió a varias preguntas sobre el nacimiento, incluyendo cómo la mujer entró en parto y dio a luz sin ser notada por los guardias. El personal de la cárcel no sabe cuánto duró el parto «porque la madre no le informó al personal sobre el inminente nacimiento», dijo Gabbert.

El departamento de asuntos internos de la policía está investigando el parto, pero no hay indicios de infracción alguna por parte del personal de la cárcel, dijo Gabbert. El organismo estatal que supervisa las cárceles en Texas está examinado también el asunto.

La mujer ha estado encarcelada sin derecho a fianza desde enero por cargos de agredir a un familiar y herir a un menor, discapacitado o anciano, dijo Gabbert. El parto fue reportado inicialmente por el Forth Worth Star-Telegram.

La cárcel ha estado lidiando con un brote de coronavirus entre los reclusos y el personal. La policía en Fort Worth ha optado por no arrestar a aquellos acusados de delitos menores para evitar diseminar el virus a nuevos reclusos.

Deja un comentario