El magistrado Luis Barroso asumió la presidencia del Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Brasil, que en las próximas semanas deberá decidir si posterga los comicios municipales debido a la pandemia.

“Mis primeras palabras en el cargo son de solidaridad para las personas que están sufriendo por la pérdida de sus seres queridos y para los profesionales de salud de este país”, dijo Barroso, quien asumió el TSE en momentos en que la pandemia acelera en Brasil, con más de 22 mil muertos.

Sobre las próximas elecciones, previstas para octubre, adelantó que “sólo deberán ser postergadas si no es posible celebrarlas con amplias garantías de salud para la población”.

La decisión, en las que serán renovados los alcaldes de los cinco mil 570 municipios de Brasil y todos los concejos locales, será la primera que deberá tomar la nueva directiva del TSE.

Según el calendario electoral, los partidos políticos celebrarán entre el 20 de julio y 5 de agosto las convenciones para la elección de todos sus candidatos.

Deja un comentario