mujer salud

  • A través de un adecuado estilo de vida

Ensenada, B. C.- Con el propósito de preservar la salud de la mujer, la Secretaría de Salud del Estado, recomienda contar con un historial clínico y con ello, ofrecerle por parte del Sector Salud, un tratamiento y seguimiento oportuno durante el climaterio y la menopausia.

El Jefe de la Jurisdicción de Servicios de Salud Ensenada, Ángel Iván Alvarado López, informó que el climaterio es un proceso natural en la vida de la mujer que comienza con el inicio del envejecimiento ovárico y culmina en la senectud.

Es un periodo con una duración de 10 a 15 años, en el que se producen cambios en el organismo y uno de los más importantes es la pérdida de la capacidad reproductiva.

Agregó que, la menopausia se define como el momento en el que se tiene la última menstruación, se identifica después de doce meses transcurridos después del último periodo, y comúnmente es alrededor de los 55 años.

Alvarado López, detalló que para el Secretario de Salud del Estado, Alonso Óscar Pérez Rico, la preservación de la salud de la mujer es uno de los principales objetivos, por lo que se exhorta a  las mujeres en ese grupo de edad a realizar actividad física, evitar en lo posible hábitos tóxicos en nuestra vida cotidiana y controlar la obesidad, la hipertensión arterial, el colesterol y la osteoporosis.

Mencionó que estas son etapas naturales no prevenibles, por lo que únicamente se busca disminuir el riesgo de problemas a largo plazo. Por ello, es necesario contar con historial clínico, con el cual, su médico le indique las medidas a seguir, ya que el tratamiento depende de diferentes factores, como la severidad de los síntomas y el estado de salud en general.

Las principales manifestaciones que se presentan en el climaterio son: la disminución de los niveles de estrógenos, pérdida de elasticidad, disminución de la lubricación, incontinencia urinaria y resequedad en la piel.

Además de ansiedad, depresión, insomnio, disminución en la capacidad de concentración, pérdida de memoria, irritabilidad, cambios de humor y la pérdida del apetito sexual.

Deja un comentario