El miércoles se dio a conocer una iniciativa firmada por Mario Delgado Carrillo, coordinador de Morena en la Cámara Baja y diputados como Dolores Padierna, en la que se pide reformar o derogar diversas leyes, entre ellas la de Cinematografía. En esta última se pide derogar los artículos que dieron origen en 2002 al Fidecine, fondo cinematográfico responsable de apoyar películas de corte comercial del que han salido cintas como “No se aceptan devoluciones”, “Un gallo con muchos huevos” y “Salvando al soldado Pérez”.  

Sin embargo, el presidente de la Comisión de Cultura y Cinematografía en la Cámara de Diputados, Sergio Mayer, así como la secretaria de Cultura Federal, Alejandra Frausto, anunciaron por sus redes sociales que se revisaría dicha iniciativa. 

En abril Andrés Manuel López Obrador, Presidente de la República, anunció el fin de todos los fideicomisos a excepción de los que estuvieran establecidos por ley. El Foprocine, encargado de filmes de autor y arte, fue defendido por el Imcine y, a fines del mes pasado, las autoridades determinaron que siguiera existiendo por este año y después se sumara al Fidecine. “Se va a quedar con lo mejor de Fidecine y de Foprocine”, aseguró Novaro, titular del Instituto.

Por su parte, Mayer afirmó que se compromete a que el fondo responsable de apoyar cintas de corte comercial se mantenga en la ley. “La cinematografía es un arte y técnica cultural y educativa estratégica para el desarrollo del país y el fortalecimiento de la identidad del pueblo de México, reconocida en el mundo”, escribió Mayer. “Manifiesto mi firme compromiso para que el #FIDECINE se mantenga en la Ley”, agregó. 

La Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas también fijó su postura en un comunicado dirigido a Delgado Carrillo y a AMLO. “Nos alarma una iniciativa de esta naturaleza justamente un día después de que la directora General del Instituto Mexicano de Cinematografía estableciera un diálogo abierto e incluyente con la comunidad cinematográfica del país, garantizando la permanencia de este Fideicomiso, tal como lo ha reiterado la propia Secretaría de Cultura. Se trata de un fideicomiso que permite el fomento al cine mexicano independiente, y es puntal imprescindible para su desarrollo”, se lee en el documento.

Mientras que, la Secretaría de Cultura federal lanzó un comunicado en el que se afirma que “ni el Imcine ni el apoyo al cine nacional están en riesgo”, y se detalla que “la reconfiguración del presupuesto consiste en realizar ajustes a gastos operativos para no afectar los apoyos, estímulos y donativos que otorga el Instituto a través de sus diversos programas”. 

Deja un comentario