Ante la pandemia mundial por coronavirus, la socialité Kim Kardashian quiso hacer un gesto altruista, pero parece que las formas no fueron las adecuadas, pues ahora se le acusa de racista en redes sociales.

Por medio de su marca de ropa interior llamada SKIMS, Kim lanzó una línea de cubrebocas titulados «SeamLess» que acorde a la tradición de la firma se presentaban únicamente en tonos «nude», es decir sus cinco tonos se ajustarían al color de piel de distintas personas.

Dentro de las fotografías se mostraban a modelos de distintas tonalidades de piel (como ya es costumbre en las campañas de la marca) luciendo las mascarillas y bodies que combinaban entre sí por sus colores.

Con este lanzamiento Kim donaría 10 mil cubrebocas a distintas fundaciones, así como el 100% de las ganancias en apoyo a las víctimas por el coronavirus. Sin embargo dentro de las fotografías había un pequeño detalle que distrajo completamente la atención de este gesto de solidaridad.

Los internautas y seguidores de la empresaria resaltaron a una de las modelos que aparecía en las fotos, pues se le presentaba en una faja negra haciendo match con su mascarilla del mismo color, pero el detalle es que la modelo es afroamericana y una combinación así en una campaña donde se supone que las mascarillas son del color de piel de los usuarios levantó mucha polémica y cuestionamientos.

En Twitter varios usuarios escribieron que esta acción no correspondía al tono de la modelo y que era racista: «El tono nude para la modelo negra es inexacto, ofensivo y culturalmente desubicado», coincidían las quejas. Ni Kim Kardashian ni su marca se ha pronunciado ante estos comentarios, sin embargo la polémica sigue con más y más usuarios comentando en contra.

Deja un comentario