La llama Olímpica, actualmente en exhibición en Fukushima, será retirada en las próximas horas después de que el primer ministro japonés, Shinzo Abe declarara estado de emergencia para Tokio, Osaka y cinco prefecturas más.

Con esta medida, los directivos y trabajadores del comité organizador de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, deberán trabajar desde casa, debido a los crecientes casos de coronavirus que existen en la capital y otros territorios del país.

También las instalaciones olímpicas, que ya no se necesitan de manera inminente debido al aplazamiento de Tokio 2020 hasta el próximo año, podrían usarse para pacientes con infecciones leves a medida que los hospitales se están acercando a su capacidad.

Tokio 2020 ahora llevará a cabo reuniones de prensa de forma remota, mientras que la sala de prensa cerrará.

La Llama Olímpica, actualmente en exhibición en Fukushima, golpeada por el desastre, será eliminada de la vista pública hoy.

Debía permanecer en exhibición en la región hasta finales de abril.

El estado de emergencia es el primero de su tipo en Japón.

Los gobernadores en las áreas designadas podrán pedirles a los residentes que se queden en sus casas, pero sus solicitudes no son exigibles por ley.

Deja un comentario