El veterano de los Rangers Shin-Soo Choo dará ayuda financiera a los jugadores de ligas menores, afectados por la suspensión de la temporada ante la pandemia de coronavirus.

Choo le dará 1.000 dólares a cada uno de esos 191 peloteros en la organización de Texas.

El jardinero surcoreano dijo el miércoles que recuerda las dificultades financieras que vivió en las menores. Choo, quien tiene ahora 37 años, espera que este regalo ayude a aliviar las preocupaciones de los jugadores de ligas menores, aunque ni siquiera conoce a la mayoría.

Confió también en que la donación les permita mantenerse enfocados en sus carreras en lugar de buscar otras formas de ganar dinero.

“Lo hice antes, las ligas menores, durante siete años”, dijo Choo, quien tenía 18 años cuando salió de Corea del Sur para unirse a la organización de los Marineros de Seattle en el 2001. “Entiendo que en este momento el sistema de ligas menores es mejor que hace 10 o 20 años. Aun así, es difícil. Todo es difícil, especialmente el dinero”.

Choo se unió así a otros jugadores de las Grandes Ligas que han decidido ayudar después de que se suspendió la temporada. El campocorto de los Rockies de Colorado Daniel Murphy regaló 100.000 dólares el miércoles a un fondo operado por “More Than Baseball”, una organización sin fines de lucro para ayudar a jugadores de ligas menores.

El lanzador de San Luis Adam Wainwright donó 250.000 al mismo grupo la semana pasada. Su aportación fue destinada directamente a jugadores de ligas menores de los Cardenales.

Choo está entrando en el último año de su contrato de 130 millones y siete temporadas, que firmó como agente libre con los Rangers. Se convertirá en el jugador de Texas mejor remunerado esta temporada, con 21 millones de dólares.

Cuando dejó su casa para vivir en Estados Unidos y seguir su sueño de jugar béisbol, Choo no tenía nada. Admitió que había vivido momentos difíciles en las ligas menores, incluyendo la temporada 2005, cuando por momentos no tenía dinero que le permitiera comprar pañales para su bebé recién nacido.

“Pienso hace 20 años, la primera vez que llegué de Corea, no tenía nada”, dijo. “Ahora muchas cosas que tengo son por el béisbol”.

Choo donó otros 200.000 dólares a la ciudad de Daegu, Corea del Sur que ha sido duramente golpeada por la pandemia. La ciudad se encuentra a una hora de donde viven sus padres, quienes, se gún dijo, están bien.

Deja un comentario