El príncipe Carlos, de 71 años y heredero de la corona británica, ha terminado su aislamiento de siete días por el coronavirus y se encuentra con “buena salud”.

“Tras consultar con su médico, el príncipe de Gales está ya fuera de su autoaislamiento”, señaló un portavoz de Clarence House.

El hijo de Isabel II permanecía en cuarentena en Balmoral (Escocia), después de que el pasado miércoles anunciara que había dado positivo en COVID-19 tras presentar “síntomas leves”.

Su mujer, Camila de Cornualles, también se aisló en la residencia escocesa de Birkhall, aunque ella dio negativo tras someterse a las pruebas.

No obstante, la duquesa de Cornualles seguirá confinada siguiendo las instrucciones del Gobierno británico, que recomienda autoaislamiento de 7 días para aquellos que tienen síntomas y de 14 para los familiares que no los presentan.

La reina Isabel, de 93 años, se trasladó el pasado 19 de marzo desde el palacio de Buckingham (Londres) a Windsor, su residencia de fin de semana, como medida de precaución dada su avanzada edad.

El número de muertes por coronavirus alcanza en el Reino Unido las 1.228 personas, mientras que se registraron 19.784 infectados.

Deja un comentario