Todo es una incógnita. Hay mucha incertidumbre sobre lo que sucederá para los Juegos Olímpicos de Tokio en 2021. En el seno de la Selección mexicana Sub-23 que dirige el técnico Jaime Lozano hay la ilusión de que aquellos jugadores que estaban registrados para jugar el Preolímpico se les respete la edad establecida para jugar esta competencia, de lo contrario, el Tri estaría muy disminuido.

De la lista que jugaría el Preolímpico, el cual se canceló por el brote de COVID-19, solamente ocho jugadores no pasarían la edad, pensando en que los Juegos Olímpicos se celebren a más tardar en julio del año entrante, fecha límite para que éstos se efectúen.

La edad permitida para jugar en los Olímpicos es de 23 años y seis meses, así como tres refuerzos libres de edad, pensando en alcanzar la gloria.

De entrada, el técnico Lozano confía en que se den algunas adecuaciones en el reglamento por parte de la FIFA y luego avaladas por el Comité Olímpico Internacional (COI).

 “Estamos esperando ver qué pasará con nuestra disciplina, son 12 jugadores los que no estarían en condiciones de jugar si se mantiene la misma regla. Ojalá que se permita jugar a los nacidos en 1997 para los Olímpicos. No somos el único país que espera resolución, he hablado con federativos para saber cómo avanza el tema.

“Es un tema delicado, estoy consciente que fue la mejor determinación para la salud, que se resuelva, que se encuentre la vacuna y ya después veremos qué pasa en lo deportivo”, comentó.

Deja un comentario