Ocho personas murieron y 14 permanecen desaparecidas tras dos deslizamientos de tierra en Colombia provocados por las fuertes lluvias.

El primero ocurrió la tarde del martes en una zona de la población de Chinquina, en el departamento de Caldas, en el centro del país, cuando un alud arrasó varias viviendas y dejó cinco muertos -cuatro hombres y una mujer- y dos desaparecidos, informó el miércoles a The Associated Press la Unidad Nacional de Riesgo.

En tanto en la madrugada del miércoles en la zona de Piedecuesta, en el norteño departamento de Norte de Santander, se registró el desbordamiento de una quebrada que ocasionó una avalancha que destruyó varias viviendas, dejando un saldo de tres personas muertas y 12 desaparecidas.

Mas de 150 efectivos de la Cruz Roja, Defensa Civil y el Ejército se encuentran en las zonas buscando a los desaparecidos entre los escombros.

En la búsqueda fue rescatado un menor de ocho meses de vida que fue trasladado a un centro médico.

El alcalde de Piedecuesta, José Carvajal, dijo a AP que dispuso la creación de centros de acopio para ayudar a las personas damnificadas por la avalancha.

Horas después, Carvajal anunció que la zona fue declarada en calamidad pública para atender la emergencia que afecta a unas dos mil personas.

Bogotá también se vio afectada la víspera por las fuertes lluvias, que provocaron el bloqueo de varias vías y la caída de árboles, pero hasta el momento no se han informado víctimas o desaparecidos.

Deja un comentario