Egipto realizó este miércoles un funeral militar con plenos honores para el ex presidente autocrático del país Hosni Mubarak, quien gobernó durante casi tres decenios antes de ser derrocado por protestas populares durante la Primavera Árabe, que sacudió la región en 2011.

El funeral, que incluyó salvas de cañones y un coche tirado por caballos llevando su féretro, resaltó la carrera militar de Mubarak. Es parte de un esfuerzo del gobierno para resaltar su carrera militar, en lugar de su tiempo en la presidencia.

El presidente Abdel Fattah el-Sissi asistió brevemente, ofreciendo condolencias y estrechando las manos de los dos hijos de Mubarak, Alaa y Gamal y su esposa, Suzanne.

El cadáver de Mubarak fue colocado en una tumba en el cementerio de su familia en Heliópolis, un elegante distrito de El Cairo en el que Mubarak residió durante la mayor parte de su tiempo en la presidencia y hasta su fallecimiento.

La televisión estatal, en tanto, mantuvo cobertura en vivo de la ceremonia y mostró video de Mubarak en sus años jóvenes, elogiándolo por su papel como comandante de la fuerza aérea durante la guerra de 1973 contra Israel. Más adelante, como presidente, Mubarak solidificó la paz con su otrora enemigo.

Realizar un funeral con honores militares plenos generó controversia entre muchos egipcios en las redes sociales, quienes apuntaron a su convicción por corrupción tras su derrocamiento.

Deja un comentario