Tras la emotiva actuación de la conocida artista Beyoncé y una primera intervención del presentador, Jimmy Kimmel, llegó uno de los momentos más emocionantes del acto en memoria de Kobe Bryant y su hija, Gianna Bryant: el discurso de Vanessa Bryant. Era la primera vez que la pareja del exjugador de los Lakers hablaba en público desde el trágico accidente y conmovió a todas las personas que asistieron al evento con sus palabras, primero hacia la pequeña Gigi.»Gianna Bryant era un alma increíblemente dulce y gentil. Siempre me dio un beso de buenas noches y de buenos días. Hubo algunas ocasiones en las que pensé que se había ido al colegio sin decir adiós. La envié un mensaje de texto y decía ‘¿Sin beso?’ Y Gianna respondía con un ‘Mamá, te besé, pero estabas dormida y no quería despertarte», recordó.

«Era tierna y cariñosa por dentro, tenía la mejor sonrisa. Era contagiosa, era pura y genuina. Me encantaba la forma en la que me miraba mientras me abrazaba», añadió Vanessa, con dificultades para contener las lágrimas. «No tendré la oportunidad de decirle lo hermosa que va en su día de bodas. No voy a tener la oportunidad de verla cambiar la historia del baloncesto femenino».Posteriormente dedicó unas palabras a Kobe Bryant, el padre de sus cuatro hijas: «No podía verlo como una persona famosa o un increíble jugador de baloncesto. Era mi dulce esposo y el hermoso padre de nuestras hijas. Era mi todo», indicó. «Quería que renováramos nuestros votos. Quería que Natalya (la mayor de sus hijas) se hiciera cargo de sus negocios y que viajáramos juntos por el mundo. Esperábamos envejecer juntos. Kobe era el MVP de sus hijas o el MVD (‘Most Valuable Dad’)».

Deja un comentario