La preocupación por las implicaciones mundiales del coronavirus y del cambio climático se colaron en la reunión de ministros de Economía y Finanzas y de presidentes de los bancos centrales del G20 que concluyó ayer en Riad, Arabia Saudita. 

Los países del G20 se mantienen a la expectativa de los efectos que el Covid-19 pueda tener para la economía mundial, por lo que se comprometieron a actuar para tomar acciones preventivas.

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, informó a los ministros de que “incluso en caso de control rápido del virus, el crecimiento de China y del resto del mundo sufrirá un impacto”.

El Consejo de Estabilidad Financiera (FSB, por sus siglas en inglés), evaluó en la reunión el impacto en las finanzas que tendría el cambio climático.

“No creo que haya un solo país que no crea en la importancia de conservar el medioambiente”, indicó el ministro de Finanzas saudí, Mohamed Al-Jadaan.

Deja un comentario