Este martes en conferencia de prensa Ernestina Godoy, procuradora de la Ciudad de México, declaró que las autoridades de la escuela primaria Enrique C. Rébsamen dejaron ir a Fátima con la mujer que se la llevó, «porque ella (Fátima) la reconoció». Esto le da un giro preocupante al caso. En los videos que se han presentado, donde se ve a la mujer llevándose a la niña, al parecer Fátima va platicando muy tranquila con esa mujer, como si la conociera.

En un principio se dijo que la mujer era la que vendía “papitas” en la escuela, sin embargo, Ernestina Godoy dijo que ya se habló con la persona señalada y ella nada tuvo que ver en el asunto. Si Fátima, como dicen las autoridades escolares, se fue con esa mujer porque la reconoció como alguien de confianza, podríamos pensar que fue una mujer de la misma familia quien la recogió.

Circula en redes sociales una foto de la tía abuela de Fátima, es decir, la hermana de la abuela de la niña. Al comparar la foto con el retrato hablado que diera conocer la Procuraduría de la Ciudad de México, el parecido es increíble; la misma frente, la misma nariz, los mismos ojos, las mismas orejas, el mismo peinado. Por supuesto, son las investigaciones de la misma Procuraduría de la CDMX las que tienen la última palabra.

Deja un comentario