Un bebé de ocho meses se convirtió en la primera víctima mortal por sarampión en Río de Janeiro en 20 años, según confirmaron el viernes las autoridades, que advirtieron sobre un posible aumento de infectados en el estado en 2020.

David Gabriel dos Santos falleció el pasado 6 de enero y la secretaría de Salud de Río confirmó que la causa de muerte fue por contagio de sarampión, que ocasionó la muerte de 15 personas el año pasado en otros dos estados brasileños.

El bebé, que estaba en un refugio en Nova Iguazu, región norte del estado, había sido hospitalizado el 22 de diciembre con un cuadro de neumonía. Dos análisis de laboratorio confirmaron que había contraído el virus del sarampión.

El caso puso en alerta a las autoridades de Río, donde la enfermedad era considerada erradicada hace más de una década. Sin embargo, se han registrado muchos casos nuevos tanto en el estado como a nivel nacional.

El año pasado, la secretaría de salud registró 333 casos en el estado y la previsión oficial es que Río supere los 10 mil casos de sarampión este año, según una nota de la secretaria de Salud el viernes.

Río puso marcha en enero una campaña para vacunar a tres millones de personas en la red pública de salud.

El sarampión es una enfermedad altamente contagiosa que puede ser transmitida por el habla, la tos o el estornudo. Entre otros síntomas, los infectados pueden presentar manchas rojas que aparecen por el rostro y otras partes del cuerpo, fiebre y malestar generalizado.

Deja un comentario