Valtteri Bottas fue el encargado de estrenar el Mercedes-AMG F1 W11 EQ Performance por la mañana, antes de ceder el testigo a Lewis Hamilton para la tarde. 

Mercedes ha aprovechado uno de sus comodines llamados ‘filming day’ (día de filmación) para hacer el shakedown -tal como ayer hizo Red Bull y hoy Alfa Romeo- y verificar todos los sistemas antes de la pretemporada. Así, Hamilton y Bottas solo podrán completar 100 kilómetros, utilizando la configuración de circuito de 2,98 kilómetros de Silverstone.

«Es un verdadero privilegio para Valtteri y para mí ser las únicas personas que piloten este coche y tengo muchas ganas de subirme», dijo Hamilton antes de su debut. «He estado en constante comunicación con los ingenieros, tratando de vigilar todo lo que pasaba en la fábrica. Hoy es un día realmente emocionante, al fin podemos ver en persona en qué ha trabajado tanto este equipo».

El director técnico James Allison remarcó la importancia de este tipo de pruebas: «El shakedown siempre ha sido importante, pero es particularmente valioso este año. Es nuestra última oportunidad para asegurarnos de que todo está bien antes del primer test oficial de pretemporada».

«Si todo va bien en el shakedown, estaremos bien situados para salir a pista nada más empezar los test de Barcelona. Al tener menos días de pruebas, la última revisión en el shakedown es más importante».

Deja un comentario