Ante las diferentes críticas y cuestionamientos que ha generado el VAR en lo que va del torneo de Clausura 2020, el presidente de la Comisión de Árbitros, Arturo Brizio, aseguró que el balance es positivo en el uso de la tecnología en lo que va de la campaña.

“En este joven torneo de 45 partidos, se ha cometido un sólo error del VAR. La idea es bajar ese número a cero. Hablamos de un error arbitral (no del VAR) cada 7 partidos, estamos cerca de lograr un error por jornada, los errores arbitrales no van a desaparecer, pero estamos cerca”, indicó Brizio.

Puntualizó que es viable, en tanto que las autoridades pertinentes lo respalden, que se den a conocer los audios y las conversaciones entre el árbitro central y el VAR.

Hay la posibilidad en el momento que la International Board lo autorice, ya mandamos una solicitud para hacer públicas las conversaciones”, manifestó.

Mientras que fue claro al señalar que los colegiados recientemente retirados, tienen las puertas abiertas para formar parte de los cuerpos que integran el video arbitraje en cada partido, siempre y cuando reciban la capacitación adecuada.

“Si un Roberto García Orozco, un Paul Delgadillo, en el caso Francisco Chacón quizá no porque está en los medios o Marvin Torrentera, que son unos monstruos del arbitraje se acercan a la Comisión, no tenemos porque negarles sumarse a esto, pero deberán certificarse primero”, dijo.

Por último, y tras la polémica en el cambio arbitral en el partido entre Atlas vs Monarcas, cuando fue sustituido el árbitro Adonai Escobedo por Fernando Guerrero, Brizio afirmó tajantemente que no existen designaciones a la carta.

“No hay ningún tipo de presión de los directivos para hacer un cambio. En el caso de Adonai fue un error mío, después caímos en la cuenta que él era el árbitro del veto al Jalisco, fue una actuación impecable, pero no era sano que fuera a ese partido. Cuando me percaté que iba a silbar él, me comuniqué con el presidente de la FMF (Yon de Luisa) y él me da la instrucción, coincidiendo conmigo, de que no es sano que fuera él, así que bajamos del avión a Guerrero y lo mandamos a Atlas”, concluyó.

Deja un comentario