• Se espera que los trabajos de reparación en la PB-3 permitan, dentro de una semana, comenzar a operar de modo provisional la el sistema de bombeo, cuya función es alejar las aguas residuales.

TIJUANA, B. C. – Este viernes, la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana (CESPT), da cuenta de los avances en el desagüe del Cañón del Matadero, inundado desde las lluvias del 26 de diciembre pasado a causa del “taponamiento” del colector pluvial que atraviesa debajo de la carretera a Playas de Tijuana.

Este avance, según lo informó el director de la CESPT, el Quím. Rigoberto Laborín Valdez, permitirá rehabilitar y volver a operar la Planta de Bombeo No 3, que quedó bajo el agua; se hará en distintas etapas, iniciando este viernes con el mantenimiento de dos transformadores y posteriormente pruebas de funcionamiento.

Los trabajos están siendo realizados por ingenieros expertos y equipo especial para las tareas de geolocalización de la línea de tubería azolvada, atendiendo las instrucciones dadas por el gobernador del Estado, Jaime Bonilla Valdez, quien urgió resolver este problema a cualquier costo económico, para reanudar el tránsito vehicular en la vialidad anegada.

En primer lugar con el bombeo que se realiza en tres diferentes frentes, se están logrando extraer cerca de 600 litros por segundo, mismos que se están conduciendo hacia el otro lado del cañón y que a su vez llegan hacia el territorio de Estados Unidos; una cantidad que no rebasa el tope de operación establecido por las autoridades norteamericanas.

Acerca de los últimos trabajos realizados entre el miércoles y jueves, resalta la disminución en el nivel de la inundación cercano a los 50 centímetros, por lo que se prevé que durante este viernes 17 se logré disminuir nuevamente 50 centímetros en el área, lo que permitirá dejar al descubierto la subestación eléctrica que suministra de energía a la Planta de Bombeo Número 3 (PB-3) de la CESPT, que continúa fuera de funcionamiento.

Conforme continúe disminuyendo el nivel de agua en la zona se extraerá el remanente que está al interior del área de las bombas, cuya función es alejar las aguas residuales hasta Punta Bandera, y no hacia el Cañón del Matadero como ocurre actualmente.

“El asunto es que al interior de la planta, las bombas están por debajo del nivel de la vialidad, por lo que debemos dejar seca la instalación para comenzar con la reparación y reactivación de bombas”, señala el Ing. Eliel Vargas Pulido, subdirector de Mantenimiento Hidráulico de la paraestatal.

Es importante mencionar que previo a la inundación en diciembre pasado, personal de la CESPT consiguió retirar arrancadores eléctricos y 3 motores, gracias a lo cual podrá ser más rápida la rehabilitación de este importante sistema de bombeo para la ciudad de Tijuana.

Se estima que de acuerdo a los avances presentados hasta ahora por la extracción de agua, para el sábado 25 de enero se esté en posibilidades de arrancar uno de los equipos de bombeo, para continuar con trabajos que de manera definitiva resuelvan los daños en la Planta de Bombeo Número 3.

Deja un comentario