Al cumplirse los 40 días de arraigo por su presunto vínculo con la masacre de la familia LeBarón, los hermanos Héctor Mario y Luis Manuel Hernández fueron trasladados a la prisión del Altiplano, en el Estado de México, informaron familiares de los detenidos, quienes además se declararon en alerta ante la amenaza de un agente de la Fiscalía General de la República (FGR) de regresar por otras 25 personas a dicha comunidad.

Patricia y Jesús Carlo Hernández, hermanos de «Mayo» y «Meño», detenidos el pasado 1 de diciembre en el municipio de Janos, señalaron que continúan las irregularidades en el proceso que se les sigue a los detenidos por su supuesta relación con la masacre de 9 miembros de la familia LeBarón, el 4 de noviembre pasado, en un camino de terracería que conduce a Bavispe, Sonora.

El hermano de los implicados señaló que continúan las irregularidades en el proceso, toda vez que ahora las autoridades declaran que «Mayo» y «Meño» fueron detenidos en una carretera y no en el domicilio de ambos, como ocurrió.

Asimismo, reveló que se les está acusando de portar un paquete con 20 celulares y cartuchos, así como posesión de droga, no obstante, los cargos al momento de su arresto no coinciden con estas afirmaciones que ahora se hacen en el centro del país.

«Estamos enojados y desesperados, esto a todas luces ya es una marranada», dijo Patricia Hernández al mencionar las acusaciones que obran en contra de sus hermanos.

La familiar de los detenidos dijo también que se encuentran temerosos por las represalias que puedan generarse en su contra por parte de elementos de la Fiscalía General de la República, ya que durante la manifestación que realizaron en la carretera de Janos en defensa de sus hermanos, el comandante de la FGR que estuvo a cargo del operativo, advirtió «voy a venir por otros 25 de ustedes».

La mujer señaló, incluso, que la detención del director de Seguridad Pública Municipal de Janos, Fidel Alejandro Villegas, podría tratarse de una venganza del mismo comandante de la FGR.

«Hay un video de cuando estábamos en la carretera, el día del operativo en el que detuvieron a mis hermanos, nosotros le pedimos al comandante de la FGR que se identificara pero él no quiso, entonces el director Villegas sacó su identificación y le dijo que era servidor público y que se estaba identificando, y que le pedía que le hiciera lo mismo, pero se negó y fue cuando amenazó a un reportero y luego a nosotros con que iba a venir por otros 25», explicó la mujer.

Fue el 24 de diciembre cuando la FGR puso bajo arresto a Alejandro Villegas, también vinculándolo con la masacre y delincuencia organizada, por lo cual tanto los hermanos Hernández como la familia de Villegas señalan que se trató de una represalia.

De acuerdo a la información con la que cuentan los familiares de los detenidos, será este martes a las 19:00 horas cuando se realice otra audiencia para determinar su situación.

Deja un comentario