Las actrices Salma Hayek y Charlize Theron fueron nombradas este martes ante los potenciales miembros del jurado que decidirá el devenir del productor Harvey Weinstein en su juicio en Nueva York, dentro de una lista de personas que serán mencionadas durante el proceso o que podrían testificar.

En la segunda jornada de juicio por abusos sexuales contra Weinstein, el juez James Burke ordenó que comenzara la selección del jurado, que se alargará unas dos semanas, y llamó a 120 candidatos a la corte suprema para anunciarles el caso al que habían sido convocados de manera aleatoria.

Cuando el juez Burke dijo que se trataba de Weinstein no hubo reacciones destacables entre los potenciales jurados, pero después 40 de ellos declararon que no podrían ser imparciales en el caso y quedaron descartados, junto a otros tres que alegaron problemas de salud.

El magistrado leyó entonces una lista de personas que podrían acudir como testigos al juicio o ser simplemente mencionadas durante su transcurso, en la que estaban incluidos algunos nombres célebres, como los de las actrices Salma Hayek, Charlize Theron y Rosie Perez.

Su implicación en el proceso es una incógnita, pero no la de otras mujeres citadas en la lista: Miriam Haleyi, una de las denunciantes; Annabella Sciorra, la única testigo identificada; y Gloria Allred, la abogada que las representa.

También se mencionó a Lauren Sivan -que ayer se manifestó ante las puertas del tribunal- y Juls Bindi, que se cuentan entre las decenas de mujeres que han acusado a Weinstein de diferentes abusos desde finales de 2017, cuando The New York Times y la revista New Yorker publicaron las primeras historias tras las que estallaría el movimiento #MeToo.

Asimismo, aparecen en la lista Robert Weinstein, el hermano del acusado, y su compañía de cine The Weinstein Company.

También testigos ya conocidas, como la psiquiatra Barbara Ziv, llamada a testificar por la Fiscalía, y las psicólogas Debbi Davis y Elizabeth Loftus, llamadas por la defensa.

Destaca la mención del detective Nicholas DiGaudio, que fue apartado del caso por supuestamente ocultar información, lo que llevó a la retirada de un cargo, y que el magistrado rechazó ayer que fuera llamado como testigo por parte de la defensa.

La selección del jurado llevará unas dos semanas y, según lo calculado por el juez Burke, la apertura de los argumentos por las partes se producirá el 22 de enero.

De acuerdo a sus estimaciones, el juicio en Nueva York finalizará en torno al 6 de marzo, tras lo que previsiblemente deberá presentarse en Los Ángeles, donde la Fiscalía lo acusó ayer lunes de cuatro delitos sexuales.

Deja un comentario