El ministro de Salud de Bahamas, Duane Sands, reconoció este martes que más de 200 personas perdieron la vida a consecuencia del paso del huracán «Dorian» por el archipiélago atlántico a comienzos del pasado septiembre.

Sands dijo en declaraciones a medios locales que ha llegado el momento de que el país reconozca que más de 200 personas perdieron la vida como resultado de la histórica tormenta.

El Ejecutivo de Bahamas defendía hasta finales de noviembre pasado una cifra de 70 fallecidos y 282 personas desaparecidas.

Sands dijo que las autoridades pertinentes deberán tomar la decisión de confirmar que más de 200 personas murieron como resultado de la tormenta que azotó el archipiélago desde el 1 de septiembre del año pasado.

«En algún momento, el Gobierno de las Bahamas tendrá que declarar que más de 200 personas murieron durante el huracán «Dorian», pero no puedo decirlo oficialmente, ya que es una decisión entre varios departamentos», sostuvo el funcionario.

«Tenemos que reunirnos para decidir. Queremos trasladar todos los asuntos pendientes a un consenso o conclusión acordada», indicó Sands.

El pasado jueves se programó celebrar una reunión de varias agencias entre los ministerios de Salud, Asuntos Legales, Seguridad Nacional, la Oficina del Fiscal General y las agencias pertinentes para abordar el asunto, aunque la fecha no fue determinada todavía.

«El problema es cuánto tiempo vamos a mantener los restos en refrigeradores, particularmente en las Islas Ábaco», indicó.

La ley local establece un periodo de siete años para declarar muerta a una persona desaparecida, razón por la que el ministro de Salud dijo que puede ser necesario enmendar la legislación actual.

«Debemos asegurarnos de que, sea cual sea la decisión que se tome, se consulte adecuadamente», apuntó.

El huracán «Dorian» provocó a su paso por Bahamas daños por valor de 7 mil millones de dólares, según cifras preliminares de las autoridades bahameñas.

Los daños se concentraron en las islas Ábaco y Gran Bahama, en el noroeste del archipiélago, pero otras áreas de este territorio atlántico prácticamente no sufrieron daño alguno.

Uno de los colectivos más castigados por el huracán fue el de los inmigrantes haitianos en situación irregular en Bahamas.

Deja un comentario