Al menos 24 personas fueron detenidas como presuntos responsables de los incendios forestales que se registran desde septiembre pasado en Australia que han provocado la muerte de unos 500 millones de animales.

De acuerdo con informes de la Fuerza de Policía de Nueva Gales del Sur, las personas fueron detenidas por causar incendios de manera deliberada y podrían enfrentar hasta 21 años de prisión.

Además, otras 53 personas podrían enfrentan acciones legales por no impedir el inicio o propagación de los incendios y otros 47 individuos son sospechosos de tirar cigarrillos o fósforos encendidos, señalaron diversos reportes de prensa.

Por su parte, El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) aseguró que el fuego ha arrasado más de 8.5 millones de hectáreas, provocando la muerte de 23 personas, así como la de 500 millones de animales sólo en Nueva Gales del Sur, una de las regiones más afectadas.

Refirió que la cifra de animales muertos incluyen unos ocho mil 400 koalas, además canguros, wallabies, cucaburras y cacatúas.

«El cambio climático no causa incendios forestales, pero los empeora. Australia es una tierra de incendios forestales, pero la catástrofe de esta temporada no es normal», aseguró.

Deja un comentario