El director de la Policía Nacional Civil (PNC) de El Salvador, Mauricio Arriaza, dijo que el Gobierno investiga una supuesta “conspiración” para elevar la cifra de homicidios.

El país centroamericano vivió el pasado viernes una jornada violenta con 19 asesinatos, superior a la media de 4.6 homicidios que se registraba en el mes en curso.

El jefe policial prometió, sin adelantar datos sobre los supuestos conspiradores, que se detendrá a los “autores materiales” y a otros involucrados, “independientemente de que sean empresarios o funcionarios”.

Arriaza añadió que, pese al elevado número de asesinatos registrados el viernes, el promedio diario se mantiene en 5.37 y septiembre registra una baja de 23%, respecto al mismo mes del 2018.

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, quien sostuvo que los salvadoreños estaban viviendo una “relativa tranquilidad” desde su llegada al Ejecutivo, añadió que buscaba que septiembre concluyera como el mes menos violento desde 1992. “No es normal la cifra de homicidios porque no responde únicamente a la violencia del país, acá hay alguien detrás y lo vamos a encontrar”, señaló Bukele.

El mandatario pidió a los miembros de pandillas que “paren de matar ya” y advirtió que recrudecerá las medidas carcelarias contra los miembros de estas estructuras.

El Salvador computó entre enero y agosto pasado una reducción de 21.6 % en la cifras de homicidios, en comparación con el mismo periodo del 2018.

Deja un comentario