Los jóvenes asumieron la lucha por el planeta y tienen a la activista sueca de 16 años, Greta Thunberg, como emblema de su determinación. Ella llevó a la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en Nueva York, una denuncia de inacción del mundo ante el cambio climático.

En el marco de la Cumbre del Clima de la Juventud, Greta, el argentino Bruno Rodríguez, la keniana Wanjuhi Njoroge y Komal Karishma Kumar, de las Islas Fiji, pidieron que los líderes del mundo rindan cuentas y advirtieron que seguirán saliendo a las calles para continuar con sus exigencias.

El viernes, millones de personas, en su mayoría jóvenes, salieron a las calles en todo el mundo por la emergencia climática.

Los cuatro activistas acompañaron al secretario general de ese organismo, António Guterres, en el comienzo de la reunión que precede a la Cumbre del Clima de mañana, en la que el número uno de la ONU pidió a los líderes que acudan con planes concretos y realistas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en 45% en los próximos 10 años, y 100% para 2050.

Greta, quien mañana hablará ante los presidentes y jefes de Estado, aseguró que las protestas para pedir acciones climáticas demuestran que la juventud es “imparable”.

Conscientes de que son otros tiempos y otro clima, más de 500 jóvenes activistas de varios países fueron invitados por las Naciones Unidas a participar en una inédita cita antes de la llegada a Nueva York de los líderes mundiales para la cumbre de mañana y la Asamblea General el martes.

Bruno Rodríguez, de 19 años, expresó la indignación sentida por sus contemporáneos. “Muchas veces escuchamos que nuestra generación deberá resolver los problemas creados por los gobernantes actuales, pero no esperaremos pasivamente”.

Guterres dijo que ve un cambio en el impulso en la cumbre de mañana y concluyó: “Mantengan su movilización más y más para que mi generación rinda cuentas”.

Desde el viernes, miles de jóvenes han pedido acciones para revertir el cambio climático. AP/Y. Ahn

Jóvenes piden acabar con combustibles fósiles

Durante la reunión que jóvenes activistas sostuvieron ayer en la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Nueva York, exigieron terminar con el predominio del petróleo, además de un fondo que apoye a los países para tener energías verdes.

“Detengan la conducta criminal contaminante de las grandes corporaciones”, afirmó el activista climático argentino Bruno Rodríguez, quien insistió en que el mundo debe liberarse del carbón, el petróleo y el gas, causantes del cambio climático. “Ya es suficiente. Ya no queremos combustibles fósiles”, agregó.

Rodríguez agradeció que muchas empresas tuvieran representantes en la cumbre, pero dijo que deben ir mas allá de la retórica y no solo ofrecer “un discurso verde” para quedar bien.

La activista fiyiana Komal Karishma Kumar dijo que la juventud mundial exigirá cuentas a los gobernantes. Si éstos no toman medidas contra el cambio climático, el voto juvenil los expulsará de sus puestos, aseguró.

“No quiero que nuestras futuras generaciones se sumerjan en nuestras islas que se hunden”, afirmó.

Durante la jornada, los jóvenes propusieron soluciones innovadoras al cambio climático a paneles integrados por empresas como Google. Pero algunas compañías estuvieron bajo fuego por sus lazos con la industria del gas o del petróleo.

Durante un tenso intercambio, Kathleen Ma, una neoyorquina de 23 años, se dirigió a un representante de Microsoft, que esta semana anunció un acuerdo con Chevron y la empresa de servicios a yacimientos petroleros Schlumberger para proveerles servicios informáticos.

“¿Les importa más ganar contratos de compañías de energías fósiles de lo que les importa la juventud? ¿Les importan más las ganancias que nosotros?”, preguntó, ganando sonoros aplausos.

Deja un comentario