Miriam Zelaya, la migrante que se quejó de los frijoles que le dieron en un albergue de Tijuana, recibió una condena por agredir a una mujer en Texas, que incluye clases para controlar la ira.

Zelaya se declaró culpable de agredir con un cuchillo a una mujer en Dallas, Texas, con lo que evitó una posible condena de 20 años de prisión.

El portal «Telemundo Dallas» detalló que la Fiscalía le impuso a la migrante hondureña cuatro años de libertad condicional, una multa de mil dólares y deberá tomar un curso para controlar la ira, así como evitar el contacto con la víctima.

El medio agregó que la mujer, originaria de Honduras, pidió estar con sus hijas y regresar a su país.

«ICE tiene 48 horas para detenerla y procesar su deportación a su país de origen», añadió «Telemundo Dallas».

El 30 de marzo de este año, Miriam o Mirian Zelaya Gómez fue arrestada bajo cargos de asalto agravado con arma mortal, por lo que fue llevada a la cárcel Kays Tower, en Dallas.

Miriam y su hermana Mirna fueron detenidas por presunto robo a mano armada. Según medios locales, ambas mujeres golpearon a otra mujer con la que se hospedaban.

La mujer formó parte de la primera caravana migrante que salió de Honduras el año pasado. En ese momento fue entrevistada por la televisión alemana Deutsche Welle, en donde se quejó por la comida en el albergue de Tijuana, México.

Deja un comentario