Canelo Álvarez y su equipo de trabajo encabezado por Eddy y Chepo Reynoso han comenzado a mover las piezas para su regreso en septiembre próximo, y para beneplácito de muchos y sorpresa de otros, el kazajo Gennady Golovkin no es ni su opción A, ni tampoco la opción B.

El entrenador y mano derecha del tricampeón del mundo, Eddy Reynoso, fue tajante al asegurar a ESPN que no habrá tercera pelea con Golovkin, pese a que surgió el rumor en territorio estadounidense de que la pelea estaba en negociaciones para concretar la trilogía tras empate y triunfo de Álvarez en el pasado.

El equipo de Canelo ya baraja algunos nombres, pero prefirieron no soltarlos para dejar que los negociadores hagan su labor. «No podemos mencionar nombres por el momento, sólo diré que vamos a buscar retos importantes en septiembre, títulos, unificaciones, nuestro objetivo sigue estando claro y firme», sentenció Reynoso, reconocido como uno delos mejores entrenadores del boxeo mexicano en los últimos años.

«Desde niños Saúl y yo hemos caminado de la mano, y como equipo tomamos nuestras propias decisiones, sin que nadie pueda interferir en ellas», dijo Reynoso en charla con ESPN. «Hemos logrado muchas cosas en el boxeo y hemos tomado decisiones difíciles, pero al final los resultados nos han favorecido», añadió.

«Hemos caminado juntos desde el principio y lo haremos hasta el final, somos un equipo pequeño, pero lleno de convicciones y decisiones firmes, y eso nos ha llevado al éxito. Buscaremos retos como siempre. A sus 28 años, Saúl ha logrado mucho y esperamos que con trabajo y disciplina vengan sus mejores años», puntualizó.

Reynoso confió en que la madurez que ha alcanzado el actual tricampeón mundial de peso mediano y monarca también de peso súper mediano, además de la evolución que sigue mostrando en el aspecto boxístico, les llevará a alturas insospechadas. «Me siento orgulloso de él (Canelo) porque siempre me ha escuchado y me da el respaldo que hoy es muy difícil encontrar en muchas estrellas de este deporte y negocio», aseveró.

Deja un comentario