Sebastian Vettel explicó las razones por las que no siguió el protocolo del podio en el Gran Premio de Canadá tras el accidente con Lewis Hamilton.

Un furioso Sebastian Vettel optó por no estacionar su auto en el área habitual destinada para los ganadores del podio, dirigiéndose directamente a la oficina de Ferrari en el paddock, esto tras haber perdido su primera victoria de la temporada debido a una penalización de cinco segundos

 por un incidente con el eventual ganador de la carrera Lewis Hamilton.

El piloto alemán regresó para unirse a Hamilton y al finalista de tercer lugar, Charles Leclerc, en el podio, pero no antes de colocar el letrero de segundo lugar enfrente del monoplaza de Hamilton y mover el de primero al área vacante en el área de esperada, donde debía estar su Ferrari.

Al explicar esos momentos después de la carrera, Vettel dijo: «Estacioné el auto en el parque cerrado, un parc ferme diferente, el que no es para los tres primeros y luego fui a pesarme”.

«Entonces, en ese momento no quería unirme a nada de lo que estaba sucediendo después de eso. Estaba muy acalorado, obviamente enojado y decepcionado, pero creo que todo el mundo entiende por qué».

«Creo que fue una cuestión de respeto a Lewis y Charles, y también al representante de Mercedes [el ingeniero de la unidad de potencia de Hamilton, Marga Torres] en el podio, como parte del podio”.

«Ciertamente, no era el lugar donde quería estar porque en ese momento solo quieres salir. Estar sentado aquí [en la conferencia de prensa] no es de mi libre albedrío, pero tengo que estar aquí».

Después de unirse brevemente a Hamilton en el escalón más alto del podio, Vettel se dirigió rápidamente a los fanáticos frustrados que comenzaron a abuchear al piloto británico.

Cuando a Hamilton también se le hizo una pregunta adicional sobre el podio, respondió a la desaprobación diciendo: «En primer lugar, yo no tomé la decisión, así que no sé por qué están abucheando”.

En este punto, Vettel interrumpió para decir «la gente no debería abuchear a Lewis», y luego reiteró que estaba en contra de tal comportamiento.

«[No fue] nada que ver con Lewis», dijo Vettel. «Obviamente entiendo que la gente no esté feliz, ya que yo tampoco estoy contento con este tipo de decisiones”.

«Pero no tiene nada que ver con Lewis. Simplemente no es agradable cuando la gente te abuchea, así que por eso quería detenerlo”.

«En todo caso, él realizó una gran carrera, me presionó mucho y realmente lo disfruté mucho. Creo que compartimos un gran respeto entre nosotros”.

Deja un comentario