La Casa Blanca advirtió este domingo de que consideraría una “ruptura de confianza” muy “decepcionante” una posible decisión de Corea del Norte de suspender la moratoria sobre pruebas de armas que ha mantenido durante 15 meses, un paso que Pyongyang se está planteando dar.

“Creo que la reanudación de las pruebas de misiles es algo que se consideraría una especie de violación, o una especie de ruptura de confianza”, dijo el jefe de gabinete en funciones de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, en declaraciones a la cadena televisiva Fox News.

“Creo que había un entendimiento de que no había ninguna razón para que eso continuara mientras siguiéramos teniendo conversaciones, y las conversaciones continúan”, agregó.Corea del Norte estaría preparando un posible lanzamientoInforman que se ha detectado un reciente incremento de actividad en una instalación de ensamblaje de proyectiles del régimen comunista

Mulvaney, que formó parte de la delegación estadounidense durante la segunda cumbre entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, reconoció que “no hubo acuerdo” en esa cita, celebrada en febrero en Hanoi, pero opinó que no era “razonable” pensar que el problema podía resolverse tan rápido.

“Las conversaciones pueden y deben continuar. Preveo que el presidente y el líder (norcoreano) se sentarán juntos en algún punto del futuro, pero si ellos retoman las pruebas, eso lo veríamos como un acontecimiento verdaderamente decepcionante”, concluyó.

El pasado viernes, la vicecanciller de Corea del Norte, Choe Son-Hui, dijo que el régimen estudia romper el diálogo con EU, al que culpó del fracaso en la reciente cumbre en Vietnam, y apuntó a que Pionyang podría suspender la moratoria sobre pruebas de armas.Corea del Norte analiza suspender diálogo nuclear con EULa viceministra de Exteriores acusa que la delegación de Estados Unidos era demasiado exigente e inflexible

Durante un encuentro en Pyongyang con diplomáticos abierto a algunos medios, Choe afirmó que su país no tiene “intención de ceder a las demandas de EU (planteadas en Hanoi) en ninguna forma” ni está dispuesto “a entablar negociaciones de ese tipo”.

Choe también afirmó que la decisión de poner fin a la moratoria sobre las pruebas de armas corresponde a Kim, y que éste se pronunciará pronto al respecto, al ser preguntada por las imágenes que muestran actividad en las instalaciones de misiles norcoreanas y en una base de lanzamiento de satélites.

Estados Unidos atribuyó el fracaso de la cumbre en Hanói a la presunta exigencia norcoreana de que se levantaran todas las sanciones estadounidenses a cambio de avances en la desnuclearización, mientras que Pionyang contradijo a Trump y aseguró que solo había pedido un alivio parcial.

Deja un comentario