Un Clásico se puede perder, pero no se puede regalar. Esa es una de las primeras lecciones que debe aprender un entrenador de Chivas, y José Saturnino Cardozo mostró no entender ese principio esta noche, en que el Guadalajara cayó por 2-0 ante América en partido de Cuartos de Final de Copa MX.

Por el diseño del once inicial de José Saturnino Cardozo, Chivas no podía hacer nada más que aguantar al América, y fue lo que sucedió.

Sin Brizuela, el Rebaño carecía de tracción ofensiva. Con cinco defensas y Villalpando como único jugador creativo en el medio campo, el primer tiempo del Guadalajara transcurrió en su mitad de la cancha, perdiendo balones y después persiguiéndolos.

América, con la responsabilidad de generar el futbol, tuvo ocasiones de gol, pero hacia el final de los primeros 45 minutos comenzó a dar señales de desesperación. Los delanteros azulcremas se tiraban en el área buscando la salida fácil de un penalti, pero cuando Chivas cometió uno (una mano de Ronaldo Cisneros al 32′), el árbitro Francisco Chacón decidió no marcarlo.

En la primera parte Chivas mostró sólo un arraque de inspiración de Beltrán, que sirvió por aire a Vega, quien no logró rematar, y un par de acciones de Villalpando: un disparo que la zaga azulcrema cortó (33′) y un trazo largo que Vega mandó por encima de la portería de las Águilas justo antes del silbatazo de medio tiempo.

En la segunda parte Chivas mandó a la cancha a Brizuela (por Villalpando, al 45′) y a Pulido (al 54′, por Vega), pero el Rebaño no mostró por eso mayor claridad ofensiva.

Al final, fue un error del portero Jiménez en una pelota parada lo que finalmente hizo que el marcador se moviera. El segundo portero rojiblanco no midió bien un balón, que lo superó por arriba y le quedó a Valdez, que no perdonó y anotó al 58′.

Chivas no logró salir de su marasmo y se quedó con la derrota, un resultado que en retrospectiva podría marcar el inicio del fin de la era Cardozo, que demostró esta noche no confiar en su plantel y no entender lo que representa el Guadalajara.

Deja un comentario