El gol del Wolverhampton en tiempo agregado asestó un golpe a las aspiraciones del Newcastle de permanecer en la Premier y firmó el lunes un empate 1-1. 

El defensor Willy Boly anotó de cabeza a los cuatro minutos del tiempo de reposición por los Wolves, adelantándose la arquero Martin Dubravka para rematar el servicio de Adam Traore. Es la 14ta ocasión esta campaña que los Wolves anotan en los últimos 10 minutos del encuentro. 

El Wolverhampton tuvo un inicio explosivo, pero una vez que el Newcastle se asentó Isaac Hayden anotó por primera vez en 17 meses y el conjunto visitante parecía enfilado al triunfo. Los Wolves no pudieron concretar su cuarto triunfo consecutivo en la máxima categoría.

Deja un comentario