El equipo Toro Rosso presentó este lunes en sus redes sociales el nuevo prototipo con el que sus pilotos oficiales, el británico Alexander Albon y el ruso Daniil Kvyat, competirán en el Mundial de Fórmula Uno 2019.

El STR14 motorizado por Honda presenta un aspecto diferente para adaptarse a las restricciones aerodinámicas introducidas este año en el reglamento, aunque mantiene los colores azul, plateado y rojo que definen al equipo desde 2017.

El director del equipo, Franz Tost, admitió que es «demasiado pronto para marcarse objetivos específicos», aunque asegura que «la calidad de las sinergias con la tecnología Red Bull», junto a su confianza en su capacidad técnica, la «impresionante trayectoria de desarrollo que Honda ha mostrado hasta ahora, y la pareja de jóvenes pilotos» le permiten sentir «mucha confianza».

Tost explicó que los componentes que se relacionan con el motor Honda tendrán las mismas especificaciones que los de Red Bull.

Kvyat se mostró cauto al evaluar el nuevo coche: «No sabemos exactamente dónde vamos a estar. Estamos trabajando para tener el mejor coche posible y lo mejor que puedo hacer es trabajar duro. Creo en la gente de este equipo. Saben lo que se hacen», dijo.

Alexander Albon señaló que nunca le ha gustado marcarse metas, sino «cada año, ir carrera a carrera, paso a paso, concentrado en la carrera y en cada sesión, sea entrenamiento, calificación o carrera. Si empiezas marcándote objetivos a largo plazo te pones una presión innecesaria». 

Deja un comentario