Sin duda, una de las mejores síntesis urbanísticas entre pasado, presente y futuro del mundo se halla en la cautivadora Shangai (上海, ‘que entra en el mar’), el principal centro financiero y de negocios de China. Y por supuesto, el mejor exponente del pasmoso crecimiento económico que vive el país. Un liderazgo que se hace extensivo a su demografía: poseedora de más de 20 millones de habitantes, esta ingente urbe (6.340 km²) es, con diferencia, la ciudad más poblada del gigante asiático. Por todo ello, Shangai es también —junto con BeijingChongqingTianjin— una de las cuatro municipalidades supeditadas directamente al control del Consejo de Estado chino.

Si bien la verdadera eclosión de Shangai prácticamente se ha limitado al último siglo y medio, lo cierto es que sus orígenes son aún más antiguos, hasta el punto de situarse en la dinastía Tang (618-907) —por aquel entonces, se la conocía como Huanting. Consagrada al comercio y a la pesca hasta 1127, la invasión de la cercana Kaifeng a manos de los mongoles motivó que gran parte de sus habitantes se viera empujada a huir y a refugiarse en Shangai, circunstancia que elevó la población de esta última hasta las 250.000 personas.

No obstante, el verdadero despegue de la ciudad llegaría a partir de 1842 con el Tratado de Nanjing, que la obligaba a abrir su puerto fluvial (la costa queda a 40 km) al comercio con Occidente. Asimismo, la firma de este documento también propiciaría la llegada a la zona de las potencias coloniales en la ciudad, convirtiendo Shangai en un importante centro comercial y financiero hasta el estallido de la Segunda Guerra Mundial. La contienda marcó el repliegue de los ocupantes foráneos, agudizado en 1949 con la proclamación de la república.

Así pues, hubo que esperar al fallecimiento de Mao Zedong (1976) y a la política aperturista instaurada por Deng Xiaoping para ver cómo esta tradicional villa pesquera vivía una revolución urbanística y económica sin precedentes, acentuada en los años noventa del siglo pasado y refrendada con la celebración de la Exposición Universal de 2010.

A continuación, se detallan las principales atracciones de este importante centro de negocios y polo de atracción turística.

Deja un comentario