Rahaf Mohamed al Qunun, la joven saudita que llamó la atención del mundo entero tras huir de su familia y solicitar asilo en el exterior, llegó este sábado al aeropuerto de Toronto, donde fue recibida por la ministra de Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, constató la AFP.

«Ella ha hecho un largo viaje, está agotada y prefiere no responder preguntas por el momento», comentó Freeland a los periodistas que esperaban la llegada de la joven de 18 años, que vestía una gorra azul y una chaqueta deportiva con la palabra «Canadá«.

Deja un comentario