El gigante asiático de telecomunicaciones Huawei anunció el despido de Wang Weijing, uno de sus directivos en Polonia, arrestado esta semana bajo sospecha de espionaje, mientras la cancillería china realiza gestiones diplomáticas para aclarar el caso ante el país europeo.

Huawei señaló este sábado en un comunicado que decidió cesar a Wang y se deslindó de sus presuntas actividades de espionaje, tras este incidente que acrecienta las presiones sobre la compañía en Europa, su mayor mercado extranjero, indicó el periódico South China Morning Post.

El ciudadano chino fue arrestado el martes pasado junto con un funcionario de laseguridad estatal polaca, identificado como Piotr D., acusados de espionaje, según investigaciones de los servicios de inteligencia de Polonia.

La empresa china de telecomunicaciones señaló que el arresto de Wang nada tiene que ver con Huawei. «De acuerdo con los términos y condiciones del contrato laboral de Huawei, hemos tomado esta decisión porque el incidente en cuestión ha dejado en desprestigio a Huawei«, señaló el comunicado.

Huawei cumple con todas las leyes y regulaciones aplicables en los países donde opera, y requerimos que todos los empleados cumplan con las leyes y regulaciones en los países donde tienen su base”, añadió, tras recalcar que “Wang actuó por cuenta propia y deshonró a la empresa”.

En tanto, la embajada china en Varsovia solicitó que la cancillería polaca le notifique lo antes posible los detalles del caso, y concretar una visita consular al detenido, de acuerdo con una declaración oficial.

Añadió que el caso debe ser tratado de forma justa de acuerdo con la ley, con garantías a los derechos e intereses legítimos, la seguridad y el trato humanitario de Wang, a quien un juzgado de Varsovia decretó prisión preventiva por los cargos, que implican una pena de hasta 10 años de cárcel.

La detención de Wang ocurre en el marco de las acusaciones de Estados Unidos y otros países contra Huawei, a la que se acusa de utilizar su plataforma para el espionaje, por lo que rechazan que se le permita expanderse y desarrollar la tecnología 5G.

La directora ejecutiva de la firma, Meng Wanzhou, fue arrestada en Canadá el pasado 1 de diciembre a pedido de la Casa Blanca, por presunta violación de las sanciones impuestas a Irán, y espera en libertad bajo fianza que Washington presente su pedido de extradición, o se le libere.

Deja un comentario