El estelar antesalista de los Rockies Nolan Arenado tiene asegurado implantar un nuevo récord en salario anual mediante el proceso de arbitraje salarial. La única interrogante ahora es cuál será el monto final del pacto.

Arenado fue el único de los ocho jugadores de los Rockies elegibles para el arbitraje este invierno que no llegaron a un acuerdo económico previo a la fecha límite del viernes. Arenado pide US$30 millones, mientras que el club le ofrece US$24 millones. Las partes pueden negociar de aquí hasta que una audiencia sea programada para algún momento en febrero.

Cuando se le preguntó acerca del arbitraje salarial y la posibilidad de firmar una extensión, Arenado respondió, «No tengo idea. Esto es un negocio y todo puede pasar».

Sin importar que suceda en el proceso de arbitraje, el objetivo de los Rockies es otorgarle una extensión a Arenado, quien puede convertirse en agente libre después de la campaña del 2019. Los agentes libres más cotizados este invierno, el jardinero Bryce Harper y el infielder Manny Machado, siguen sin firmar, y sus eventuales contratos ayudarán a establecer el mercado para Arenado.

Deja un comentario