Brandon Mebane estuvo ausente de los Chargers a lo largo de los últimos meses por motivos personales que eran desconocidos. Ayer, el nose tackle informó que su hija recién nacida había fallecido el pasado jueves.

Su hija nació prematuramente el 12 de noviembre con un problema cardíaco denominado Trísomía 13, una anomalía cromosómica causada por la presencia de un cromosoma 13 adicional.

“Ella falleció el 3 de enero. No estaba mejorando, así que tuvimos que tomar una decisión. Siguió sangrando por el estómago, y cuando intentaron alimentarla, no fue bueno para su hígado”.

“Vamos bastante bien”, dijo sobre su familia. “Tratando de tomar un día a la vez. Todavía agradecidos (por tenerla en nuestras vida). Agradecidos con Dios todos los días”, expresó.

A pesar de haber sufrido la peor pesadilla de cualquier padre, Mebane la honrará jugando este domingo ante los New England Patriots en la Ronda Divisional de los Playoffs.

“No importa dónde esté, todavía pienso en ella. Estoy contento de que todavía puedo jugar este juego, así que estoy bastante bien”.

Toda la familia de los Chargers y de la NFL han extendido sus más profundas condolencias a Brandon, su esposa Amena y sus dos hijos, Mahailey Makai.

Deja un comentario