Estados Unidos inició hoy el año con el gobierno federal semiparalizado por el desacuerdo presupuestal entre la Casa Blanca y los demócratas sobre el muro fronterizo y sin un horizonte de solución a 11 días del cierre parcial de operaciones.

Unos 800 mil burócratas continúan sin recibir remuneraciones, a pesar de lo cual casi la mitad sigue realizando labores en sectores como el tráfico aéreo, resguardo de instalaciones críticas, antiterrorismo, migración y aduanas, sin garantías de un pago retroactivo.

“Si el líder republicano Mitch McConnell y los republicanos del Senado rehúsan apoyar la primera iniciativa, serán cómplices junto al presidente Donald Trump»

Los demócratas presentaron la víspera un plan para reabrir el gobierno federal, que no incluyó dinero para el muro, y advirtieron que si los republicanos no lo apoyan serán cómplices junto con el presidente Donald Trump del impacto del cierre sobre el pueblo estadunidense.

El plan demócrata incluye dos votos, el primero para financiar el gasto del Departamento de Seguridad Nacional hasta el 8 de septiembre y uno posterior para aprobar el resto del presupuesto pendiente por el resto del año fiscal 2019. En ningún caso hay dinero para construir un nuevo muro.

“Si el líder republicano Mitch McConnell y los republicanos del Senado rehúsan apoyar la primera iniciativa, serán cómplices junto al presidente Donald Trump (…) de poner a la salud y la seguridad del pueblo estadunidense como rehenes del muro”, señalaron los líderes demócratas Nancy Pelosi y Charles Schumer.Demócratas anuncian plan para reabrir Administración con menos fondos al muroLos demócratas planean un proyecto de ley que ampliaría los fondos para cercados fronterizos y otras medidas en mil 300 millones de dólares

“Sería el colmo de la irresponsabilidad y del cinismo político que los republicanos del Senado rechacen la misma legislación que ya habían apoyado”, indicaron.

El presidente Trump condicionó promulgar cualquier iniciativa de gastos, a menos que incluya su petición presupuestal de cinco mil millones de dólares para iniciar la construcción del muro en la frontera con México.

Los demócratas, que asumen el control de la cámara de representantes a partir del 3 de enero, planean introducir su plan de manera formal el jueves.

Trump reiteró la víspera que en realidad México pagará el muro a través de los ahorros del nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), pero expertos han señalado que ningún eventual ahorro sería canalizado al Departamento del Tesoro.

Deja un comentario