Vance Joseph se convirtió en la primera víctima oficial del ‘Black Monday’ después de dos años al frente de los Denver Broncos.

La franquicia de Colorado, que sufrió sus primeras campañas consecutivas con marca negativa desde 1946, iniciará un nuevo proceso con John Elway en la gerencia general.

Fue el mismo Joseph quien le confirmó a Josina Anderson de ESPN que se había quedado sin trabajo.

En su primer año, en reemplazo de Gary Kubiak, firmó una temporada de 5-11 para quedar en el fondo del Oeste de la Americana y en 2018 sólo superaron a los Oakland Raiders con un registro de 6-10.

Con este movimiento, Wilks se une a Hue Jackson, Mike McCarthy, Dirk Koetter y Todd Bowles como los entrenadores en jefe que estarán en búsqueda de un nuevo equipo.

De acuerdo con Adam Schefter, los Broncos ya solicitaron permiso a los New England Patriots para entrevistar al coordinador defensivo Brian Flores sobre la posición que quedó vacante.

Deja un comentario