El Barcelona goleó al Espanyol (0-4), en el RCDE Stadium, y se llevó un derbi en el que el gran protagonista fue el argentino Lionel Messi, quien reglaó a los aficioandos una actuación estelar.

El diez azulgrana marcó dos golazos de falta (en el minuto 17 y en el 65), pero pudo hacer varios más. Completaron la cuenta el francés Ousmane Dembélé (26′), quien culminó con un gran disparo de rosca una asistencia del propio Messi, y el uruguayo Luis Suárez (45′), en jugada personal.

Deja un comentario