El Partido del Trabajo (PT) en el Senado, solicitó a la Secretaría de Cultura un informe del inventario y del estado en que recibió los bienes inmuebles y muebles que integran el patrimonio jurídico, cultural y ambiental del complejo cultural denominado “Los Pinos”.

Esto luego de que la nueva administración federal, decidió abrir las puertas de la que fuera la Residencia Oficial de los ex presidentes, por lo que es indispensable realizar una investigación sobre los presuntos bienes faltantes en dicho complejo cultural,señaló la senadora Geovanna Bañuelos de la Torre.

Mediante el punto de acuerdo, se pide también a la Secretaría de Hacienda, de la Función Pública y a la Auditoría Superior de la Federación, auditar los bienes muebles e inmuebles, a fin de transparentar el patrimonio y deslindar responsabilidades.

El acuerdo enviado a la Comisión de Cultura, refiere que entre 1934 y 2018, “Los Pinos” fue la residencia de 14 presidentes de México y sus respectivas familias; siendo el presidente Lázaro Cárdenas del Río, el primero en adoptar Los Pinos como su residencia oficial.

“No solamente las edificaciones que hay Los Pinos forman parte del patrimonio cultural de todas y todos los mexicanos, sino también los bienes muebles que éste alberga (esculturas, estatuas, pinturas, mobiliario de oficina, equipamiento e, incluso, el menaje de las distintas casas). Estos bienes han sido adquiridos con recursos públicos o, bien, han sido obsequios que se hacen al titular del Poder Ejecutivo Federal, en su calidad de Presidente de México y no a título personal”, se lee en el documento.

El pasado 1 de diciembre, por indicaciones del presidente Andrés Manuel López Obrador, la Residencia Oficial de Los Pinos, fue abierta al público. EL UNIVERSAL en su edición del 30 de julio, publicó que el área total de la residencia, incluidos sus jardines, es de 110 mil metros cuadrados (11.9 hectáreas, casi tres más que la Alameda Central).

Deja un comentario