Esta hermosa población ha sabido conservar intacto el valor de su pasado y la riqueza de su presente. Es considerada el primer asentamiento humano y la población más antigua de lo que hoy es Tamaulipas.

El Centro Histórico guarda hermosas y típicas casas con balcones de antigua herrería e interesantes construcciones que advierte los viejos resabios de la bonanza de principios del siglo XIX. Fue una ciudad culta y aristocrática, testigo del mestizaje en México.

Tula conserva el comercio con sus excelentes trabajos de talabartería, alfarería y productos de ixtle. La más emblemática es la Cuera Tulteca o Cuera Tamaulipeca, considerada como traje típico desde 1960.

Deja un comentario