La modelo alemana Heidi Klum es la reina indiscutible de Halloween. Desde 2002, Heidi ha sorprendido a todos al aparecer con los disfraces más elaborados para estas fiestas donde cada año se logra superar a sí misma y esta ocasión no fue la excepción.

Para la fiesta anual que ella organiza, la modelo decidió representar a Fiona, la princesa-ogro de la saga de películas de «Shrek». A través de varias publicaciones en su cuenta de Instagram, y también de sus historias en esta misma red social, Heidi ha dejado ver el extenuante proceso de su disfraz.

Con un vestido de terciopelo en color verde con bordados y detalles dorados, y una corona, así fue como Heidi completó su look de Fiona. Además, su novio, el guitarrista Tom Kaulitz, también se unió a esta celebración y se caracterizó de Shrek, el esposo de Fiona.

Tom vistió con el característico outfit del ogro, una larga túnica blanca y sucia, cinturón en piel café, mallones y botas.

Una sorpresa más fue que, durante la alfombra roja, la pareja decidió mostrar una carriola llena de pequeños muñecos verdes, haciendo referencia a los hijos queShrek y Fiona tuvieron en la saga.

Cabe destacar que sus disfraces son el resultado de semanas intensas de trabajo de varias personas y de un equipo de profesionales que pasan horas maquillando y peinando a la modelo.

No cabe duda que Heidi logró superarse a sí misma. ¿Acaso ya estará pensando en el disfraz que usará el próximo año.

Deja un comentario