El secretario general de la ONU, António Guterres, está «profundamente impactado» y condenó de forma enérgica el atentado ocurrido hoy en una sinagoga enPensilvania (EU), que deja once muertos y seis heridos.

«El antisemitismo es una amenaza para los valores democráticos y la paz y no debe tener lugar en el Siglo XXI»

Guterres expresó a su vez sus condolencias a las familias de las víctimas, indicó en un comunicado su portavoz, Stéphane Dujarric.

«El tiroteo es un doloroso recordatorio de la continuación del antisemitismo. Los judíos a través del mundo continúan siendo atraídos por ninguna razón que no sea su identidad. El antisemitismo es una amenaza para los valores democráticos y la paz y no debe tener lugar en el Siglo XXI», afirmó el secretario general.

Los hechos tuvieron lugar en torno a las 10:00 hora local cuando Rob Bowers, que fue arrestado, accedió al templo de la Congregación del Árbol de la Vida en Pittsburg (Pensilvania) y comenzó a disparar de manera indiscriminada al tiempo que gritaba: «Todos los judíos deben morir».

Hizo un llamado a un frente unido -autoridades de todos los niveles, la sociedad civil, religiosos y líderes comunitarios en general- para deshacer las fuerzas del racismo, antisemitismo, la islamofobia y otras formas de odio, intolerancia, discriminación, y xenofobia en el mundo, indica además el comunicado.

Deja un comentario