Otra playa de arena suave, oleaje sereno y baja profundidad, localizada a 38 kilómetros de Matamoros, no muy lejos de la frontera con Estados Unidos.

Destaca por su limpieza, tranquilidad y por su extensión de 40 kilómetros, a lo largo de los cuales es posible encontrar restaurantes y cabañas turísticas. Es ideal para la práctica de pesca (tanto de orilla como de embarcación) y deportes acuáticos.

Otro de sus atractivos son sus dunas de arena que pueden recorrerse en trocas, jeeps, cuatrimotos y otros vehículos todoterreno.

En Semana Santa esta playa es sede del Festival del Mar, donde se realizan representaciones artísticas, desfiles de carros alegóricos, concurso de esculturas de arena, eventos culturales, torneos deportivos, etc.

Deja un comentario