El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, pidió el cese de la violencia en Nicaragua, pues ya es “demasiada la sangre derramada”. Mencionó que podría recurrir al Artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana.

La audiencia de la OEA se realiza a seis meses de que iniciaron las protestas, que se originaron con marchas en contra de un proyecto de reforma de la seguridad social y evolucionaron en manifestaciones que exigen la salida del presidente, Daniel Ortega.

Más de 300 personas han muerto desde entonces. “Hoy sucede algo terrible en Nicaragua. Llegó la hora de exigir, reclamar, inquirir, solicitar y demandar que se detenga el actual momento de violencia”, dijo Almagro, quien agregó que la continuidad de esas políticas devendría en “promover la normalización de la institucionalidad democrática”.

El secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Paulo Abrao, urgió al Gobierno de Managua a “reanudar el diálogo para buscar una salida pacífica a la grave situación”.

Deja un comentario