Con medio siglo en los escenarios, para Deep Purple ha llega­do el momento de reen­contrarse, una vez más, con sus seguidores. Con la gira The Long Goodbye Tour, Ian Gillan, Ian Paice, Roger Glover, Steve Morse y Don Airey están listos para recorrer el mundo durante tres o cuatro años.

Como parte de estas pre­sentaciones, la legendaria banda británica regresará en noviembre a México para hacer un recorrido por su histo­ria musical y también reencon­trarse con sus fans mexicanos, con quienes mantienen una relación bastante especial.

“Los fans mexicanos son los más dedicados y cálidos del mundo, es siempre una fiesta cuando tocamos allá, a pesar de los años, nuestra conexión con México siempre ha sido muy es­pecial. Y si bien ha sido especial con México, tenemos un com­promiso con nuestros fans en todo el mundo.

Queremos ofrecerles a nuestros fans mexicanos lo mis­mo que a todos en el mundo, dar lo mejor de nosotros, pero México ciertamente es espe­cial… por sus margaritas. Tene­mos ciertas cosas que podemos improvisar, pero siempre tratan­do de dar la mejor presentación para nuestra audiencia”, seña­ló Ian Gillan, vocalista de Deep Purple, vía electrónica.

Gillan también explicó que esta es una gira larga, que por lo menos tendrá una dura­ción de tres a cuatro años y que, además, esperan todavía seguir tocando unos 15 años más, por lo que, como tal, no es un tour de despedida.

¿Quién dijo que ésta será nuestra gira final?, aunque sa­bemos que esto no puede durar para siempre, que tendremos que poner un punto final, pero por el momento nos estamos divirtiendo, esperamos seguir por otros 15 años y nos gustaría regresar por más”, puntualizó.

Con The Long Goodbye Tour, Deep Purple celebra las dos décadas de su disco Infinitie, uno de los 20 que conforman su discografía de estudio y la cual, más que considerar un lega­do, la tienen presente como una influencia para los jóvenes de las nuevas generaciones.

Los integrantes de la longe­va agrupación están disfrutan­do de esta nueva aventura por el mundo, con la cual se están di­virtiendo y pasándola muy bien junto con sus fans; al mismo tiempo es una manera de ce­lebrar todo lo que han hecho a lo largo de 50 años sobre los escenarios mundiales.

“Más que nostalgia es la alegría de celebrar todo lo que ha hecho Deep Purple duran­te 50 años, que ha estado to­cando para diferentes públicos alrededor del mundo, hacien­do lo que más amamos que es escribir música y tocarla para nuestros increíbles fans. Es una sorpresa para nosotros saber que esta gira se va a documentar.

En realidad no pensamos en lo que hemos hecho como un legado, sino como una influencia para el público joven alrededor del mundo”, agregó Gillan, quien el jueves por la noche, junto con el resto de la banda, ofreció un show en Detroit, Michigan, Estados Unidos.

Sin mucho que descubrir sobre sus planes al finalizar la gira, los integrantes de Deep Purple confesaron sentirse muy emocionados de volver a México, donde realiza­rán una decena de shows, por lo que los británicos permanecerán duran­te todo noviembre en el país. “Ya veremos qué pasa después de la gira tanto como banda y también en el ámbi­to de lo personal”, concluyó.

Deja un comentario