Mysore es una ciudad de reconocida belleza, cuyo principal atractivo es su palacio patrimonio de la humanidad, con cúpulas rojas y un interior de cristal caleidoscópico.

Visítalo un domingo, cuando está iluminado.

Las maravillas arquitectónicas continúan con la catedral gótica de Santa Filomena y el impresionante palacio Lalit Mahal, conocido por sus tés al estilo británico.

Si eres goloso prueba el mysore pak, un postre típico con mantequilla india parecido al fudge británico.

Pásate por el Museo de esculturas de arena de Mysore y pasea por los jardines Brindavan, salpicado de fuentes. Si te gustan los festivales apunta en tu calendario el Festival Dasara, que se celebra en septiembre durante diez días.

Mejor época para ir: de septiembre a enero

Deja un comentario