La SEP aclaró que el cese de docentes de Oaxaca por faltas en junio de 2015 se trata de una sentencia de primera instancia, por lo que puede ser modificada por una instancia superior, además de que su titular no tiene atribuciones ni facultades para separar del servicio profesional a ningún maestro de las entidades federativas.

La Secretaría de Educación Pública (SEP) explicó lo anterior con relación a diversas notas periodísticas que contienen afirmaciones formuladas por una asociación civil en el sentido de que un juez “ordenó” u “obligó” al secretario Otto Granados Roldán a cesar a docentes de Oaxaca, derivado de dichas ausencias.

Precisó que en la resolución del Juez de Distrito en la Ciudad de México no se determinó que el titular de la SEP deba ejecutar esas sanciones, pues la concesión del amparo, como textualmente señala el juzgador en su Séptimo Considerando, fue para ciertos efectos.

Deja un comentario